¿Le vale @!#^&?

Muchas empresas y emprendedores no dan la importancia necesaria a la marca, publicidad y sitio web de su empresa, dicen que no es necesario hacer tal “gasto” si lo que ellos necesitan son ventas.

Aquí nombraré algunas comparativas de lo importante que son la marca y la publicidad para que juzgue usted si todavía le “vale @!#^&” invertir bien en su marca, publicidad y sitio web:

1.- Tengo que salir de vacaciones…bah me vale @!#^& hacerle el servicio al auto, no es necesario hacer tal “gasto” lo que necesito es divertirme.

2.- Hoy me desperté y me di cuenta que no podía mover mis piernas… vale @!#^& por ahora, es domingo, me quedo en mi cama a ver el futbol y después veo a mi primo que estudia medicina para que me recete algo barato.

3.- Me acaban de acusar legalmente… vale @!#^& le llamo a mi tío que ve La Ley y el Orden para que me saque del apuro, algo se le debe haber pegado.

Como en estos tres simples puntos, marca, publicidad y sitio web son de las partes más importantes si lo que se requiere es vender, ¿por qué dejárselo a su sobrino que le gusta dibujar?.

La marca es algo tan serio, que si no se hace con profesionalismo puede llegar a costar algo más que dinero, imaginen a Starbucks, Sanborns, Benavides, Marlboro y todas esas marcas que se le vengan a la mente usaran una dotación de “vale @!#^&” para no gastar en su marca, ¿usted las reconocería?

Al igual que la marca, la publicidad en todos sus aspectos es igual de importante e imprescindible para una empresa, imagine si Coca-Cola dijera “me vale @!#^& no voy a hacer el gasto, al cabo mi competencia no figura”, recordemos que Pepsi Cola hizo eso mismo en los años 80’s y el resto es historia.

El sitio web no se queda atrás, probablemente usted tiene su sitio en internet, pero ¿está posicionado?, ¿tiene una imagen propia?, ¿está hecho con programación exclusivamente para usted?

Imaginen si Google, Yahoo, Amazon, entre otros hubieran comprado una plantilla de 200 dólares o bien no invirtieran en sus sitios con la seriedad suficiente, tal vez ahora no nos acordaríamos de ellos.

Un sitio web hecho no por un profesional, sin posicionamiento y sin una estructura única, es como tener un auto de lujo estacionado todo el año en su cochera, sin manejar en él un solo kilometro.

La marca, publicidad y sitio web son las herramientas de venta más claras e importantes para una empresa, sin ellas su empresa caerá, como decía un viejo y famoso publicista estadounidense “una empresa que corta su publicidad es como un avión que pierde la gasolina mientras vuela, podrá planear, pero indudablemente llegará a estrellarse”.

Entonces viendo esto, ¿por qué sigue dejando que algo tan importante lo maneje un sobrino, primo, tío, cuñado, concuño, etc. que no tiene una experiencia probada con su portafolios que lo que hace funciona y que no tiene ni siquiera un equipo con credenciales suficientes para apoyarle en estos servicios?

Poniéndolo de otra forma, una empresa debe ser respetada como si fuese un hijo o hija, ¿usted llevaría con su “tocayo” que acaba de salir de medicina general a que trate la enfermedad de su retoño?

¿Le sigue valiendo @!#^&?